Las zonas erógenas menos conocidas

A la hora de hablar sobre sexo seguro que ya conoces cuales son las zonas más erógenas tanto del hombre como de la mujer. Los lugares más fáciles de excitar son el pene, el clítoris, los pezones, los pechos… no obstante, también podemos encontrar muchos más.

El cuerpo está lleno de todo tipo de terminaciones nerviosas que pueden utilizarse para excitar a cualquier persona.

 

Algunas zonas erógenas ocultas que deberías conocer

El cerebro: No se trata de hacer un masaje en el cráneo para poder estimularlo, si no más bien de llegar hasta a él de otra manera. Algunas personas valoran mucho la inteligencia… tanto que pueden llegar a excitarse si se encuentran con una persona muy inteligente.

Esto es lo que se suele conocer como la sapiosexualidad.

 

El pelo: si se ejerce la presión adecuada sobre el cuero cabelludo también se puede conseguir excitar a alguna persona. La idea es utilizar las dos manos ir abarcando poco a poco toda la zona. También podemos añadir algún beso para conseguir hacer de esta práctica algo muy especial.

 

Labios: Esta zona es otra de las imprescindibles de estimular a la hora de mantener relaciones sexuales. ¿Sabías que solo un 45% de las sociedades se besan como un símbolo romántico? La gran mayoría solo lo utiliza en terminología sexual.

 

El cuello: Esta zona nunca debe de ser subestimada porque está en contacto directo con el placer. Es un área muy sensible: existen personas que consiguen una gran excitación al recibir pequeños mordisco sobre esas zonas (y algunos chupetones)… pero esto es algo que seguro que conoces.

 

El vientre: El vientre es otra de estas zonas más especiales. Al estar tan cerca al pubis está en contacto directo con el placer.

 

Busca nuevas partes para excitar a tu pareja… seguro que tienes suerte en tu búsqueda.

 

Pin It on Pinterest

Llama ya al 803
Llama con VISA