Las zonas más erógenas de un hombre

Las zonas más erógenas de un hombre que deberíamos conocer

 

Los hombres tienen algunos puntos especiales que nos sirven para llevarlos al placer más absoluto, son las zonas más erógenas de un hombre. Es atractivo pensar que su cuerpo es como un gran mapa a la espera que seamos capaces de encontrar los puntos clave.

 

Algunos de ellos ya los conocemos, pero hay algunos otros que también tienen una importancia muy interesante. Se tiende a pesar que el hombre solamente tiene una zona erógena en su cuerpo: el pene. Sin embargo, este razonamiento es equivocado ya que existen otros apartados de igual importancia.

Aquí te vamos a desvelar todos esos secretos para que puedas elevar el placer de tu hombre a un nuevo nivel, descubrir cuales son esas zonas más erógenas de un hombre.

¿Cuales son las zonas más erógenas de un hombre?

Labios

Los labios de un hombre es una zona erógena que siempre tenemos que tener en cuenta. Normalmente es el desencadenante que da pie a los momentos más especiales. Un simple beso, un roce de labios, un juego entre los dos… están especialmente diseñados para aumentar nuestra excitación y hacer que deseemos realmente poseer a la otra persona.
Pero, además, os vamos a dar un pequeño truco: los hombres también tienen una gran fascinación por los labios de una mujer. Saber elegir un color de labios sugerentes y un brillo espectacular los pondrá a tono.

 

Orejas & Sentido del oído

Tocarles con cuidado las orejas e incluso pasarles delicadamente tu lengua por el lóbulo de ellas puede ser altamente erótico. Si les susurras alguna palabra o frase que sea capaz de ponerlos a mil, habrás encontrado una gran utilidad a esta zona tan especial.

 

Pecho

El pecho es una zona también muy importante ya que es lo único que nos separa desde el punto de partida hasta su pene. Necesita de un tiempo especial; puedes acariciarle los pezones e incluso morderos delicadamente para probar si a él le gusta.
Seguramente tu chico esté deseando que desciendas aún porque la excitación de su pene habrá aumentado exponencialmente.

 

Testículos

Los testículos suelen ser los más olvidados a la hora de mantener relaciones sexuales. Tienen una gran importancia. La costumbre más habitual es masturbar al hombre con una mano mientras que la otra queda relegada a otro plano.
Asegúrate de masajear atentamente los testículos, pero con mucha suavidad. Combínalo con el vaivén de la masturbación y siempre se delicada.

Si te centras en estas zonas, encontrar buenas maneras de satisfacer a tu chico.

 

Pin It on Pinterest

Llama ya al 803
Llama con VISA