Parejas Swinger ¿Cómo son?

Este es un fenómeno que se ha apoderado del mercado y cada vez son más las parejas las que lo quieren probar.
Cuando nos referimos al término Swinger en realidad estamos hablando de un intercambio de pareja. Existen algunos locales en donde vamos a tomar unas copas con nuestra pareja y a fijarnos en las que podemos encontrar allí. En el caso de que nos guste alguna y nosotros también les gustemos, podemos pasar a una habitación más privada en donde daremos rienda suelta a nuestra imaginación.
De por si es algo más complicado que el ligue tradicional porque, entre otras cosas, los 4 se tienen que gustar entre ellos.

Parejas Swinger: ¿Una manera de experimentar nuevas sensaciones o de destruir la relación?

Parece fácil de decir que vamos a tener relaciones con personas que no sean nuestra pareja… pero a la hora de hacerlo no es tan fácil. Antes de meternos en este tipo de práctica tenemos que tener muy cuenta la opinión de nuestra pareja y confiar al 100% en ella.
En el momento en el que sintamos cualquier temor, que veamos cualquier atisbo de duda o problema relacionado, deberíamos dejar la práctica cuanto antes si realmente valoramos a nuestra pareja.
Otro de los grandes problemas de las parejas Swinger es que es una práctica que puede llegar a desarrollar adicción. Imagina que, por ejemplo, has conocido a una mujer que, aun siendo la pareja de otro, te pone mucho y siempre quedáis en el mismo sitio para los intercambios.
Puede llegar el momento que acabes sintiendo mucho más por ella que por tu propia chica, por lo que la relación no tardaría en convertirse en un caos que terminaría explotando por alguna parte.
Es una práctica muy interesante pero hay que tener cuidado en ponerla en práctica.

Pin It on Pinterest

Llama ya al 803
Llama con VISA